¿Cómo funcionan los bonos regalo?

No todos los productos que se contratan (bien sean alojamientos, actividades o ambas cosas) tienen que disfrutarse en el momento de la reserva. Naturaliste pone a tu disposición los bonos regalo (aunque hay quien los denomina también tarjetas regalo o cheques regalo), que normalmente se utilizan para obsequiar a un tercero. Regalar aventuras suele resultar todo un éxito y por eso cada vez se hace con más frecuencia.

Conforme el cliente lo solicite, hacemos llegar el bono regalo (vía correo postal, WhatsApp o e-mail) a quien va a disfrutar de él, o bien se lo enviamos a quien regala para que él mismo se lo entregue, normalmente en papel.

El receptor del bono regalo puede canjear el producto contratado en un periodo de tiempo preestablecido. Nosotros normalmente damos un margen de un año, aunque cuando se acerca el final del plazo, si aún no se ha disfrutado, se podría prorrogar de mutuo acuerdo por más tiempo.

Como algunas de las actividades no se pueden realizar durante todo el año (normalmente las relacionadas con la naturaleza porque dependen de la meteorología: rutas micológicas, rafting, etc.), es conveniente canjear los bonos regalo con cierta antelación con respecto a la fecha en que se quiere realizar la actividad.

Lo mismo ocurre con los alojamientos en las fechas clave, aunque en este caso se suma otra cuestión y es que en casi todos los alojamientos oscila el precio a lo largo del año (la clásica distinción entre la temporada baja y la temporada alta a las que en ocasiones se le suma una temporada media), por lo que nuestros bonos regalo pueden canjearse por uno u otro tipo de alojamiento conforme la época del año en que queramos disfrutarlo. Es algo que debemos tener muy presente, aunque si se quiere disfrutar de un alojamiento de calidad superior (o de una estancia más larga), también se puede abonar la diferencia.

En definitiva, el bono regalo es una estupenda manera de obsequiar a nuestros familiares y amigos, en especial a aquellos más aventureros o con ganas de conocer sitios nuevos o de disfrutar de la gastronomía típica. En Naturaliste los bonos se diseñan de manera personalizada, de manera que se pueden ajustar a los gustos de las personas que los van a disfrutar. Es decir, regalando nuestros bonos siempre se acierta.

Estas son algunas de las experiencias de Naturaliste que más se regalan: