Qué ver en la Sierra de la Culebra

La Sierra de la Culebra es un espacio natural situado en el noroeste de la provincia de Zamora que ofrece diferentes alternativas de ocio al visitante. El reclamo principal de este territorio es tal vez su habitante más emblemático: el lobo ibérico, aunque otra especie animal, el ciervo (en la Culebra habitan los ciervos de mayor tamaño de la Península Ibérica), se ha convertido igualmente en un icono de esta reserva. En definitiva, es sobre todo por su fauna por lo que la Sierra de la Culebra es hoy tan popular.

Sierra de la Culebra

Sierra de la Culebra

Por ello, hasta hace muy poco la mayor parte de quienes se acercaban hasta aquí eran naturalistas que trataban de observar y fotografiar éstas y otras especies. Sin embargo, hoy la situación está cambiando: además de ser un paraíso del ecoturismo, la zona dispone de otras cosas para ver y hacer. La Sierra cuenta con una oferta cada vez más orientada al turismo familiar y, en general, a todos los públicos: localidades pintorescas, playas fluviales, construcciones tradicionales, setas, actividades de turismo activo y aventura (senderismo, rutas a caballo, etc.), buena gastronomía…

lobos en la sierra de la culebra

Localización de la Sierra de la Culebra en Castilla y León (fuente: lycographos)

Es de destacar también su proximidad a otros espacios protegidos: el parque natural de Montesinho, contiguo a la sierra aunque ya en terreno portugués, donde también el lobo es el rey, el parque natural del Lago de Sanabria (a 15 km), la reserva de las Lagunas de Villafáfila (a 30 km) y el parque natural de Arribes del Duero y Douro Internacional (a 45 km). Además, recientemente todo este territorio ha sido declarado Reserva de la Biosfera, bajo el nombre “Meseta Ibérica”.

El Centro de Interpretación del Lobo Ibérico

Decíamos que los visitantes tienen cada vez más opciones de ocio en la Sierra de la Culebra y así es. Una de las principales es la visita al Centro del Lobo, situado en la localidad de Robledo, una actividad siempre recomendable. En este espacio es posible ver a los lobos en estado de semi-libertad desde los distintos miradores habilitados para ello, algo que no se ve todos los días.

centro del lobo sierra de la culebra

También dispone el centro de abundante información sobre la especie, tanto desde el punto de vista biológico como acerca de la cultura lobera que la presencia de este animal ha generado en la zona, incluyendo los sistemas de defensa de los rebaños ante la amenaza que el lobo suponía.

La observación de fauna en libertad (lobo y ciervo)

La Sierra de la Culebra, además de contar con una importante población de lobos, dispone de excelentes atalayas para su avistamiento a gran distancia, lo que permite disfrutar de estos animales sin interferir en su actividad, si se dispone de equipos ópticos que lo permitan (telescopio). Como no siempre es posible conseguir observar a los lobos, muchas veces terminan siendo los abundantes ciervos, mucho más fáciles de ver, el objetivo de nuestra atención.

sierra de la culebra

Intentando ver al lobo

A estos puntos de observación se desplazan numerosos amantes de la naturaleza para conseguir avistar a tan emblemático animal. Igualmente es posible ver lobos con un guía de naturaleza, actividad que desde Naturaliste venimos ofreciendo desde hace años. En definitiva, poder ver a los lobos en libertad es el complemento ideal a observarlos de cerca en el Centro del Lobo.

La berrea del ciervo

Muy relacionado con el punto anterior, aunque mucho más accesible para todo tipo de público, tenemos este espectáculo de la naturaleza. En este caso cualquiera que no esté sordo puede disfrutar de la berrea, aunque también desde Naturaliste ofrecemos la posibilidad de hacerlo con un guía de naturaleza que no solo nos va a permitir observar a los ciervos berreando con el telescopio sino que también nos contará muchas cosas y algunas curiosidades de estos animales y el medio en el que viven.

Pueblos “con encanto”

En la Sierra de la Culebra hay varios lugares que no se pueden dejar de visitar. No se trata de grandes poblaciones, sino en algunos casos incluso de pequeñas aldeas de montaña. Uno de los lugares que recomendamos conocer es Villardeciervos, declarado Conjunto Histórico. Pueblos más pequeños pero muy pintorescos son Riomanzanas, Santa Cruz de los Cuérragos, declarado Conjunto etnográfico o Rihonor / Rio de Onor, pueblo partido en dos por la frontera, cuya parte portuguesa está considerada como una de las 7 maravillas de Portugal. Por supuesto,  otro de los lugares de visita obligada es Puebla de Sanabria.

rihonor sierra de la culebra

Visita a Rio de Onor y Rihonor

La visita a Rio de Onor, que por cierto cuenta con su propio centro de interpretación (la Casa do Touro), se suele completar con la visita a la ciudad portuguesa de Bragança, obviamente fuera de la Sierra, pero cercana a Rio de Onor.

Las playas de la Sierra.

Sí, aunque parezca mentira, también aquí hay playas y muy buenas. Todas ellas se encuentran en el embalse de Valparaíso.

playa de cional

Playa de Cional

Destacamos tres playas fluviales: las de Villardeciervos (playa de los Molinos), Cional y Manzanal de Arriba. Están muy cerca unas de otras aunque su tamaño es muy desigual, la más grande es la de los Molinos y la más pequeña la de Manzanal.

 

Recolección de setas en la Sierra de la Culebra

Uno de los aspectos por los que es más conocido este territorio es por su abundancia en setas comestibles (cuando se dan las condiciones meteorológicas adecuadas, como es natural). Por eso, los otoños fecundos en estos frutos del bosque atraen a la zona a multitud de recolectores aficionados procedentes de todas partes que buscan con ahínco estos manjares que la naturaleza ofrece.

Setas en la Sierra de la Culebra (boleto de pino)

En los montes de la Sierra de la Culebra hay diferentes tipos de setas muy apreciadas (chantarelas, pie azul, Amanita caesarea, etc.), pero son especialmente abundantes los boletos. En sus pinares se da con profusión el Boletus pinicola, en los robledales Boletus edulis, Boletus aereus, Boletus aestivalis, etc. y en los jarales el famoso Boletus edulis de la jara. Para la recolección es preciso obtener un permiso, cuyo precio y condiciones depende de cada municipio, excepto en los montes que están regulados por el proyecto micocyl, que abarca varios municipios con un solo permiso.

Para aprender un poco más sobre las setas de la zona, podemos visitar la Escuela Micológica de Ungilde (EMU) o bien el Museo Micológico de Rabanales, aunque éste se encuentra ya fuera de la Sierra (a 15 km).

 

Las corralas y los castros

En la Sierra de la Culebra abundan una serie de construcciones tradicionales muy típicas de esta zona (normalmente circulares) denominadas corralas, corrales, corralizas, pariciones, etc. Se trata de edificios cuya utilidad era proteger al ganado del frío y también del lobo, claro. Las corralas más conocidas son las del municipio de Riofrío de Aliste (Sarracín, Riofrío, Cabañas, etc. ), donde algunas han sido restauradas para que podamos disfrutar de ellas.

Corrala sarracín

Corrala (Sarracín de Aliste)

Incluso en Ferreras de Arriba existe un Centro de Interpretación de la Vida Pastoril en una de ellas, también rehabilitada. Por su planta circular hay quien ha querido relacionar estas construcciones con las viviendas de los antiguos asentamientos que tanto abundan en la zona, los castros prerromanos, pero nada tienen que ver.  Por cierto, una verdadera lástima que la Sierra de la Culebra no disponga de ni un solo castro excavado y acondicionado para su visita.

 

La gastronomía en la Sierra

Como toda la provincia de Zamora, esta zona destaca por la calidad de sus productos alimentarios: la Ternera de Aliste, las setas silvestres e incluso la carne de caza, que algunos restaurantes ya están ofreciendo a sus clientes. También es muy apreciada la miel de la Sierra de la Culebra, miel sobre todo de brezo, que es una de las mieles mejor consideradas de cuantas existen. De hecho, el propio espacio natural cuenta con un Centro de Interpretación de la Miel situado en la localidad de Sagallos (municipio de Manzanal de Arriba), cuya visita recomendamos.

Centro de interpretacion de la miel sierra de la culebra

Centro de Interpretación de la Miel de Sagallos

 

El paisaje de la Sierra de la Culebra

Lo cierto es que este espacio natural ofrece una imagen bastante reconocible. Digamos que tiene un paisaje muy característico, en parte debido a su componente natural y en parte a a la acción humana. Sus crestones cuarcíticos, de los que descienden extensísimos pinares de repoblación, acompañados en las partes bajas por amplios brezales y robledales, y en menor medida por zonas cultivadas y praderas, que cada vez escasean más, dan lugar a la estampa clásica de la Sierra.

sierra de la culebra paisaje

Paisaje de la Sierra de la Culebra

Se trata de un paisaje modelado tradicionalmente por la agricultura, la ganadería y el carboneo, y en la actualidad por la fauna silvestre, el abandono de las prácticas agropecuarias y las repoblaciones forestales. Es especialmente bello, como casi todos los paisajes, en primavera y otoño.

Otras cosas que ver y hacer en la Sierra de la Culebra

Las opciones no se agotan con lo que hemos contado hasta aquí, pues en la Sierra hay muchas otras cosas que hacer. Una de ellas es practicar senderismo. A tal efecto existen numerosas rutas señalizadas, entre ellas algunas espectaculares, como la ruta de las madroñeras, de Cabañas a Sarracín.

También  existe la posibilidad de realizar rutas a caballo, que puedes contratar a través de Naturaliste.

Puedes encontrar más información sobre la Sierra de la Culebra aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *