turismo judio zamora

El legado sefardí de Zamora como recurso turístico

Sefarad es la denominación que recibe la Península Ibérica en hebreo. Sin embargo, este nombre se popularizó sobre todo tras la expulsión de los judíos de España, acaecida el mismo año que Colón llegó a América (ya se ve que los Reyes Católicos tuvieron un mandato muy “activo”). La mayoría de los judíos que no se convirtieron al cristianismo se trasladaron a Portugal, donde cinco años más tarde correrían la misma suerte que a este lado de la frontera.

Por tanto, los sefardíes o sefarditas son los judíos originarios de España y Portugal, así como sus descendientes, incluidos los actuales, cuyo interés por conocer más sobre sus raíces es bien conocido.

En la provincia de Zamora existían varias juderías. La más conocida de ellas es la que había en la propia capital, que se trasladó desde los Barrios Bajos (la llamada judería vieja) al Barrio de la Lana (la judería nueva) a principios del siglo XV, momento en el que se establece la separación física entre judíos y cristianos. De hecho, la capital cuenta con una ruta perfectamente señalizada que discurre por las calles, plazas y barrios en los que se asentaron los judíos.

turismo judio zamora

Publicación sobre la presencia judía en estas tierras.

Los restos del pasado judío de Zamora son escasos, aunque se han localizado varios lugares de referencia, como la ubicación de una sinagoga o el emplazamiento de un cementerio judío junto al bosque de Valorio. Entre las personalidades más ilustres del pueblo judío en Zamora se encuentra el célebre rabino Isaac Campantón (s. XIV y XV), creador de un centro de estudios sobre la cultura hebrea y autor del libro “Los caminos del Talmud”, editado innumerables veces en distintos puntos de Europa, como Venecia, Amsterdam o Viena. Naturaliste realiza visitas guiadas para mostrar la herencia sefardí de la capital.

Pero también otras localidades de la provincia (normalmente villas de cierta importancia) albergaron juderías. Es el caso de Benavente, donde la presencia de un templo judío ha dado lugar a la denominación de una de sus actuales calles: la Sinoga. También albergaron juderías Alcañices (donde existe la llamada Peña de los Judíos), Villardeciervos, Fermoselle o Villalpando.

Desde Naturaliste estamos trabajando para ofrecer un recorrido turístico por todas estas localidades de pasado judío o sefardí, y de hecho los estamos elaborando justamente en este momento con objeto de poder ofrecerlo a nuestros clientes en breve. Este circuito incluiría la visita a localidades portuguesas, pues lo mismo ocurre al otro lado de la frontera, donde también hubo importantes juderías, como la de Bragança, ciudad que actualmente cuenta con el Centro de Interpretación de la Cultura Sefardita, que funciona desde hace poco más de un año, y con el Memorial y Centro de Documentación Bragança-Sefardita, situados los dos en la popularmente denominada calle de los museos (rua Abílio Beça).

Centro interpretación Cultura Sefardita bragança

Visita al Centro de interpretación de la Cultura Sefardita (Bragança).

Caso curioso es el de Carção, localidad que incluso todavía hoy tiene una mezuzá y una menorá en su escudo de armas. Esta población portuguesa experimentó un importante crecimiento poblacional a finales del siglo XV y principios del XVI debido a que una parte nada desdeñable de los judíos expulsados por los Reyes Católicos recalaron en la zona: se calcula que cerca de 3.000. Inicialmente se asentaron en un lugar denominado Prado das Cabanas, cerca de Vimioso, y a partir de allí se fueron dispersando por toda la comarca y en particular en esta población. El motivo de que tantos judíos llegaran a Carção era, aparte de su situación, el hecho de que en esta población se celebraran ferias todos los meses.

judeus carção turismo

Escudo actual de Carção.

Con los judíos llegaron, como no, sus costumbres y su cultura, que impregnaron la de esta población hasta convertirla en la “capital del marranismo” como se la ha llegado a llamar. El marranismo es la falsa conversión al cristianismo de los judíos, que en tal circunstancia se veían obligados a ocultar su fe. En este contexto es en el que se cree que surge uno de los platos más típicos y singulares de Tras-os-Montes, la deliciosa alheira. Con su elaboración los judíos hacían ver que consumían carne de cerdo, cuando en realidad la alheira contiene pan y carne de pollo.

alheira

Alheiras. La considerada más típica es la de Mirandela.

Carção cuenta además con un espacio interpretativo, de reciente creación, dedicado a la presencia judía en la zona: el Museu Judaico. Este centro, como no, también formará parte de nuestro recorrido. Esperamos tenerlo listo en breve para que quien quiera pueda disfrutar de esta interesante ruta sefardí. Os mantendremos informados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *