Qué ver en Freixo de Espada à Cinta y alrededores

Continuamos nuestro recorrido por los municipios portugueses que hacen frontera con las provincias de Zamora y Salamanca. En esta ocasión le toca el turno a Freixo de Espada à Cinta, uno de los más pequeños del distrito de Bragança en cuanto a superficie y población, aunque no por ello menos interesante, y también uno de los cuatro municipios portugueses en los que se sitúa el parque natural del Douro Internacional / Arribes del Duero, del que mucho vamos a hablar en esta entrada.

freixo portugal

La Congida (Freixo de Espada à Cinta)

En primer lugar citaremos los que creemos que son los recursos turísticos más atractivos del municipio y sus alrededores. Uno de ellos es el mirador de Penedo Durão, situado cerca de la localidad de Poiares. Se trata de una atalaya accesible (se llega perfectamente en coche), amplia y muy bien acondicionada (dispone incluso de sillas y mesas donde comer o picar algo), que nos ofrece unas espectaculares vistas del Duero (en particular del embalse de Saucelle) así como de la desembocadura en él del río Huebra. Es uno de los miradores (miradouros, en portugués) más conocidos e impresionantes del parque natural Douro Internacional / Arribes del Duero, quizás el más popular de los que se encuentran en la orilla portuguesa del Duero, tal vez junto al de la Fraga do Puio, de Picote.

Pero en el municipio de Freixo de Espada à Cinta también hay otros miradores sobre las Arribes del Duero que merece la pena visitar, pues nos ofrecen distintas perspectivas de este espacio natural, como son los del Colado (Mazouco), el Carrascalinho (Fornos), Assumadouro (Poiares) o la Cruzinha (Lagoaça).

freixo de espada à cinta

Vistas de las Arribes desde Penedo Durão

Tal vez el otro atractivo turístico más fuerte del municipio es el paseo en barco que parte del muelle de la Congida, en el propio Freixo (el embarcadero está a 4 km del pueblo), y continúa aguas arriba en un trayecto que dura 2:30 h y que también hace parada en el embarcadero de Vilvestre (denominado la Barca), desde donde igualmente se puede iniciar este pequeño crucero; eso sí, desde allí el recorrido es más corto (1:30 h). El paseo fluvial llega hasta el paraje de la Code, en Mieza, para darse la vuelta y retornar a Freixo de Espada à Cinta, no sin antes parar de nuevo en Vilvestre. A destacar las instalaciones de la Congida, un área de ocio donde además del embarcadero encontraremos bar, restaurante, aparcamiento, alojamientos, zona de baño, etc.

paseo en barco freixo de espada à cinta

Barco de Freixo de Espada á Cinta

¿Qué ver en Freixo de Espada à Cinta (pueblo)?

Continuando con nuestro repaso, ahora vamos a centrarnos en los recursos turísticos que nos ofrece el núcleo urbano de esta localidad, para más tarde salir de ella y buscar en el resto del municipio y sus alrededores otros lugares de interés. Ya hemos hablado del embarcadero de la Congida, punto neurálgico del turismo que llega a la zona durante el verano. Ahora bien, también Freixo dispone de un rico patrimonio que puede ser disfrutado a lo largo de todo el año.

En el centro del pueblo encontramos la iglesia de San Miguel, un templo de estilo manuelino probablemente construido sobre una antigua iglesia románica. Se conservan en el interior de su capilla mayor las pinturas (16 pequeñas tablas que representan escenas de la vida de la Virgen y de la pasión de Cristo) y parte de la decoración del retablo mayor original, datadas  entre 1520 y 1535 y atribuidas a Grão Vasco o algunos de sus discípulos.

Muy cerca de la iglesia se halla la Torre do Galo, que  formaba parte del castillo de la localidad, de cuya existencia ya existe constancia a principios del siglo XII, siendo reconstruido en tiempos del rey Dionisio I (Dom Dinis), el monarca que  firmó el tratado de Alcañices.

que ver en freixo de espada a cinta

Iglesia de San Miguel

Otros monumentos que también encontramos en Freixo de Espada à Cinta son la iglesia barroca del antiguo convento de San Felipe Neri o la iglesia de la misericordia (s. XVI). Tampoco podía faltar en una villa portuguesa como ésta el típico pelourinho.

Al pasear por el casco urbano enseguida nos llamarán la atención multitud de casas con unas características ventanas de estilo manuelino, más o menos decoradas según el caso, lo que junto a la presencia de la citada iglesia de San Miguel, ha dado lugar a que de Freixo se diga que es la “villa más Manuelina de Portugal”. Pese a que se encuentra en un apartado rincón de Trás-os-Montes, aquí se desarrolló con fuerza este estilo artístico, hecho que se relaciona con la importante presencia de judíos que tenía la localidad.

ventanas freixo

Ventana de estilo manuelino

Además de los monumentos antes citados, Freixo de Espada à Cinta cuenta con un espacio interpretativo de entrada libre y con posibilidad de realizar una visita guiada: el Museu da Seda (Museo de la Seda). Y es que esta industria textil artesanal (la de la elaboración de la seda) ha perdurado en Freixo hasta la actualidad. En el mismo museo es posible contemplar cómo se produce y trabaja la seda, así como adquirir algunas de las piezas que todavía se elaboran con ella. Además, tanto la visita guiada como los paneles informativos nos hablan sobre la historia de la zona, completando la visita temática con información general de la zona.

También existe en el pueblo otro museo, la Casa Junqueiro (así denominada porque perteneció al padre del poeta portugués Guerra Junqueiro), dedicado a las tradiciones y a la cultura rural del territorio.

museo de la seda freixo

Museo de la Seda

Por lo que respecta a los eventos que tienen lugar a lo largo del año en Freixo de Espada à Cinta, queremos destacar dos. Por una lado la fiesta de los almendros en flor, que se realiza en el mes de marzo, con presencia de productos de artesanía y alimentación de la zona (venta, exposición, catas, etc.) y también del otro lado de la frontera.

El otro evento que recomendamos es el mercado manuelino, que añade a lo mencionado para la fiesta de los almendros en flor representaciones de artes y oficios antiguos, espectáculos de danza y fuegos orientales, cetrería, etc; en definitiva, toda una fiesta de la historia que nos conduce a otro tiempo en un escenario inmejorable.

mercado-manuelino-freixo-de-espada-a-cinta

Mercado Manuelino (2019)

Como ya hemos hecho en el caso de otras villas portuguesas, recomendamos no solo visitar los monumentos sino también pasear con calma por sus calles y rincones, y en este caso además disfrutar del paisaje circundante, inundado de almendros y olivos.

freixo douro internacional

Decoración urbana

A destacar de Freixo, como no, su gastronomía. En sus restaurantes es posible degustar cualquiera de las elaboraciones típicas de Portugal, en especial el bacalao, preparado de mil y una maneras diferentes. Entre los productos alimentarios típicos de la región están el vino, el aceite o la miel.

 

¿Qué ver en los alrededores de Freixo de Espada à Cinta?

Si disponemos de tiempo merece la pena desplazarnos a unos cuantos lugares cercanos a la localidad de Freixo, donde encontraremos distintos recursos turísticos de primer nivel.

Muy cerca de la localidad, a solo 22 km que nos hacen transitar por una bella carretera, que en gran parte discurre en paralelo al río Duero, se encuentra Barca de Alba (Barca d’Alva, perteneciente ya al municipio de Figueira de Castelo Rodrigo). Y a solo 2 km de esta localidad se encuentra Vegaterrón (La Fregeneda, España). Cada uno de estos dos lugares (Barca de Alba y Vegaterrón) cuenta con su respectivo muelle fluvial, puntos de salida y llegada de cruceros turísticos por el Duero.

muelle barca de alba

Muelle de Barca de Alba

Junto a estos puertos fluviales se encuentra, del lado español (en la provincia de Salamanca), el Camino de Hierro, vía del ferrocarril recuperada para el turismo y el senderismo. Se trata de una ruta con unos paisajes espectaculares, a lo que hay que añadir el paso por diversos túneles y viaductos. Muy recomendable.

Pero los amantes del senderismo están de suerte porque en el propio municipio de Freixo se encuentra la calzada de Alpajares, se cree que de origen romano, que discurre entre pedregosas fragas y un paisaje excepcional. Muy recomendable para quien desee disfrutar de la naturaleza en estado puro.

A 45 km de distancia de Freixo de Espada à Cinta (junto a la desembocadura del río Sabor en el Duero y muy cerca de Torre de Moncorvo) tenemos un parque acuático (aqualike), ideal para ir con niños.

A esa misma distancia, aunque al otro lado de la frontera, también podemos visitar una villa histórica declarada conjunto histórico: San Felices de los Gallegos. En dirección a ella recomendamos hacer una parada (está más o menos de camino de Freixo a San Felices) en la localidad de Sobradillo, donde se conserva un torreón, e incluso otra en el castro vetón de las Merchanas o en Hinojosa, para probar su delicioso queso.

san felices de los gallegos

San Felices de los Gallegos

Finalmente mencionar que a solo una hora en coche encontramos otros lugares de visita más que recomendable. Uno de ellos es el parque arqueológico del Valle del Coa, un yacimiento que alcanza una dimensión de nivel internacional, ya que posee el mayor conjunto de arte rupestre paleolítico al aire libre del mundo. Pese a que consta de más de mil figuras correspondientes a este periodo (hay otras de épocas posteriores), éstas solo fue descubiertas en el año 1991. Posee este parque arqueológico dos centros de recepción de visitantes y un museo (el Museu do Coa), situado en la localidad de Vila Nova de Foz Coa.

Si no hay tiempo para acercarse a ver estos grabados rupestres, muy cerca de Freixo de Espada à Cinta tenemos una pequeña muestra de arte paleolítico. En concreto, en la localidad ya citada de Mazouco aparecen representados varios motivos zoomorfos (sobre una roca de pizarra situada cerca del río Duero), de los cuales el más claro es el de un caballo (el llamado cavalinho de Mazouco).

Museo del Coa

Museo del Coa

También a una hora de Freixo de Espada à Cinta tenemos la aldea histórica de Castelo Rodrigo. Esta bella y pequeña localidad, casi despoblada, amurallada y situada en lo alto de un cerro, mantiene su aspecto medieval practicamente inalterado. Muy cerca de ella se encuentran el alto de la Marofa, a casi 1.000 metros de altitud, cuyo mirador nos ofrece unas vistas espectaculares, así como el monasterio de Santa María de Aguiar, del siglo XII, que antiguamente tuvo posesiones a ambos lados de la frontera y hoy se ha convertido en un alojamiento.

Castelo Rodrigo

Castelo Rodrigo

Esperamos haber despertado la curiosidad del viajero inquieto por conocer Freixo de Espada à Cinta, municipio portugués situado a orillas del Duero fronterizo y, como hemos visto, con múltiples alicientes para una estancia más o menos larga. Haciendo click aquí puedes ubicar algunos de los puntos de interés de los que hemos hablado.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *