Qué ver en Ledesma (Salamanca) y alrededores

En el núcleo urbano de Ledesma, localidad salmantina situada junto al río Tormes, vamos a encontrar un buen número de elementos de interés que no podemos dejar de visitar. De hecho, la villa ostenta la merecida categoría de Conjunto Histórico. y recientemente ha sido oficialmente elegido como una de los pueblos más bonitos de España. Sin embargo, lo que hoy observamos, a pesar de su grandiosidad, da la sensación de ofrecer una mínima parte del esplendor que esta población tuvo en el pasado. Como veremos, también en sus alrededores hay unos cuantos puntos dignos de visitar. Por otra parte, hay que mencionar que Ledesma, que es la cabecera de la comarca, ofrece todos los servicios (hostelería, gasolinera, cajeros, farmacia…) que el turista o visitante puede demandar.

Afortunadamente, los principales recursos turísticos han sido recientemente enlazados en un recorrido que además está bastante bien señalizado, lo que nos permite ir descubriéndolos a la vez que obtenemos una información básica sobre ellos a través de los respectivos paneles que se han colocado a tal efecto. Si seguimos las flechas amarillas, tal y como si estuviésemos haciendo el camino de Santiago, iremos completando esta ruta cultural por el interior de la localidad.

Ledesma

A destacar la situación estratégica de Ledesma, también para el turismo, pues se encuentra muy cerca de Salamanca (35 km), del parque natural de Arribes del Duero (42 km) y también de Zamora (54 km).

El primer elemento a destacar en Ledesma es el río. En esta parte, el Tormes discurre encajado entre berrocales graníticos, lo que da un aspecto singular al entorno de la localidad y a la vez le sirvió de defensa natural en el pasado. En la parte del río hay que destacar, obviamente, la presencia del puente de Ledesma. El conocido popularmente como Puente Viejo es de origen medieval y ya nos anuncia que lo que aquí hubo fue una importante villa. Es un puente corto, por la referida estrechez del cauce, pero muy alto, mucho más que, por ejemplo, el puente romano de Salamanca, construido también sobre las aguas del río Tormes.

puente ledesma

Junto al puente, en el extremo opuesto al que se ubica la localidad, nos encontramos con la ermita de la Virgen del Carmen, patrona de Ledesma, cuya construcción data del siglo XVI aunque posteriormente ha sido remodelada. También en las inmediaciones del río encontramos un mirador en cuya parte central se encuentra una gran pieza cilíndrica de roca granítica, que tradicionalmente se ha denominado el menhir, aunque hay bastantes dudas de que realmente lo sea. En cualquier caso merece la pena acercarse a verlo e incluso iniciar allí el recorrido por la localidad, pues junto al mirador hay un aparcamiento turístico donde podemos dejar nuestro vehículo para completar el recorrido por el casco urbano a pie.

ledesma salamanca

Ya en el interior de la localidad, un buen lugar desde el que iniciar la visita a Ledesma es la iglesia de San Miguel, convertida en Bletisa, centro de interpretación histórica de Ledesma. Allí, además de ampliar conocimientos sobre el pasado de la villa a través de un más que notable equipamiento museográfico, nos informarán de todo lo que podemos ver en ella.

que ver en ledesma

Igualmente, si queremos informarnos, podemos visitar de inicio la oficina de turismo, situada en la Plaza Mayor, donde también se encuentra la imponente iglesia de Santa María la Mayor (finales del s. XV-principios del s. XVI), declarada Bien de Interés Cultural (BIC). Otras construcciones interesantes que encontramos en la misma plaza son el Palacio de los Trasmiera (donde se encuentra el actual ayuntamiento) o el Palacio de Beltrán de la Cueva (también llamado Casa de los Roderos). En realidad, paseando por Ledesma vamos a toparnos con numerosas casonas señoriales y palacetes de otros tiempos que hoy lucen su intenso sabor histórico. Todas ellas están construidas empleando sillares graníticos, pues este excelente material constructivo (el granito) es la roca natural que aflora en toda esta zona del oeste de la provincia de Salamanca.

ledesma salamanca turismo

No lejos de la Plaza Mayor (bueno, en realidad en Ledesma nada está lejos) encontramos la Puerta o Arco de San Nicolás, la única que actualmente se conserva. Cuenta la leyenda que la puerta recibe este nombre porque aquí el señor musulmán de la villa mandó martirizar a su hijo Alí, bautizado como Nicolás y llamado Nicolasín, junto a los clérigos Leonardo y Nicolás, quienes lo habían convertido a la fe cristiana.

ledesma turismo

Ya que estamos admirando la parte conservada del antiguo recinto amurallado, es obligado que visitemos el castillo de Ledesma, más conocido como la Fortaleza. En los jardines que hay justo antes del acceso a su interior (si deseamos entrar podemos pedir las llaves en el bar que hay en frente) nos recibe un verraco prerromano descabezado. Se cuenta que en Ledesma hubo varios de estos verracos y que fueron arrojados al río. Lo cierto es que éste apareció en los años 50 del siglo XX cuando se construían unas escuelas.

ledesma salamanca verraco

Pero la estampa más bella del castillo, monumento también declarado BIC, se obtiene no del lado de los jardines, sino accediendo a él por la parte de atrás, donde hay otra entrada, la puerta sur del castillo, flanqueada por dos cubos. La fortaleza tiene su origen en el siglo XII, aunque gran parte de lo que ahora vemos se debe a reformas posteriores.

castillo ledesma fortaleza

Otro de los edificios emblemáticos de la villa es el Hospital de San José (edificio del siglo XVIII), situado junto al paseo con vistas al Tormes. Actualmente se ha reconvertido a galería de arte, contando en su interior con dos salas de exposiciones.

Hospital san jose ledesma

Situado muy cerca del anterior, encontramos otro edificio histórico, fundado igualmente con fines benéficos: la Casa de la Alhóndiga, que data del siglo XVI y está construida en estilo gótico tardío.

alhondiga ledesma

A las afueras del pueblo encontramos una de las edificaciones más antiguas de Ledesma, la iglesia románica de Santa Elena, aunque cuenta con añadidos posteriores, como la sacristía o la espadaña barroca. De nuevo la iglesia ha sido declarada Bien de Interés Cultural y está rodeada por un espacio ajardinado que embellece más aún este magnífico templo medieval.

santa elena ledesma

Si continuamos por la carretera que pasa junto a la iglesia de Santa Elena y avanzamos un par de kilómetros (la carretera se dirige a Golpejas aunque por ella también se puede ir a Salamanca), encontraremos el Caño del Cerezo, una fuente neoclásica (del siglo XVIII) situada en la dehesa del mismo nombre: el Cerezo. La fuente está construida en granito aunque lleva incrustados varios escudos realizados en la famosa piedra de Villamayor (no confundir con Villarmayor, localidad a 8 km de Ledesma), tan utilizada en la ciudad de Salamanca.

caño del cerezo

A pocos metros de la fuente, también junto a la carretera y en la misma dehesa, se encuentra la ermita de Nuestra Señora del Rosario, cuya espadaña fue trasladada piedra a piedra desde la cercana localidad de Mazán, donde se hallaba en estado ruinoso. El resto del edificio fue reconstruido, siendo toda la obra patrocinada por los actuales propietarios de la finca.

nuestra señora rosario ledesma

Solo un apunte final, referido a la gastronomía típica de Ledesma. No puedes irte de la villa sin probar una de sus especialidades más reconocidas: las pequeñas y deliciosas rosquillas de Ledesma.

Qué ver en los alrededores de Ledesma

En realidad en las líneas anteriores ya habíamos salido de la localidad. Continuando por la estrecha carretera que nos lleva al Caño del Cerezo, y que discurre entre los tradicionales muros de piedra que cercan las fincas que hay a cada lado, llegamos a Espino de los Doctores, pequeñísima población donde nos sorprende una espadaña exenta que parece proceder del pequeño templo en ruinas que hay solo unos metros más atrás.

espadaña espino de los doctores

Los amantes de la bicicleta de montaña están de suerte porque se han señalizado varias rutas btt que parten de Ledesma y permiten conocer algunos de los parajes más bellos de sus alrededores.

También muy cerca de Ledesma, aunque en otra dirección, encontramos el Puente Mocho, situado en la antigua calzada que unía Coria con Zamora.

puente mocho ledesma

Foto: https://salamancartvaldia.es

Entre otras cosas, Ledesma es una localidad conocida por sus aguas termales. Pese a ello, el Balneario (los Baños de Ledesma), que ya era utilizado en época romana, no se encuentra en la misma población sino a 11 km, a orillas del río Tormes.

Ya en la provincia de Zamora, pero solo a 15 km de Ledesma, podemos contemplar las ruinas del Castillo del Asmesnal, situado en la dehesa de este nombre, pero perfectamente visible desde la carretera.

castillo asmesnal sayago zamora

También en la provincia de Zamora, concretamente en la localidad sayaguesa de Almeida, situada a 21 km de Ledesma, podemos visitar el dolmen del Casal del Gato.

Otro de los puntos de interés cercanos a Ledesma es la Fundación Tormes, que se encuentra en la localidad de Almenara de Tormes, a 17 km de Ledesma. Se trata de un espacio dedicado a la educación ambiental, muy interesante para visitar con niños, y que cuenta también con un albergue.

En fin, con estas líneas informativas hemos pretendido mostrar qué puedes ver en Ledesma y zonas aledañas, esperando despertar la curiosidad del visitante y animándote a estirar la visita a esta localidad salmantina.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *