Qué ver en Miranda do Douro (Portugal)

Hoy os hablamos de Miranda do Douro, una de las “joyas de la corona” de nuestro territorio de frontera.

Lo cierto es que esta pequeñísima ciudad nos encanta a los españoles. A ella llegan a diario multitud de personas de distintos orígenes, edades e intereses y eso no sucede por casualidad. Este flujo de visitantes se debe a que son múltiples los atractivos que ofrece: una deliciosa gastronomía, la posibilidad de realizar compras, unas excelentes vistas al río Duero, varios monumentos de gran interés, numerosos eventos a lo largo del año, etc.

miranda do douro

Estatua que podemos ver en el centro de la localidad y que representa a dos mirandeses con la indumentaria tradicional de la región, en la que destaca la “capa de honras mirandesa”.

Todos estos aspectos (unos interesan más a algunos visitantes y otros más a otro tipo de turistas) los vamos a ir desgranando en detalle. Solo adelantar que buena parte de las actividades que realizamos desde Naturaliste se pueden llevar a cabo en Miranda do Douro y su comarca, lo cual dice bastante respecto del interés turístico que tiene esta población y su entorno. Entre ellas a destacar la visita guiada a la ciudad y, sobre todo, su famoso crucero por el Duero, que puedes reservar con nosotros.

Miranda do Douro es el epicentro del turismo en la “raya” entre España (las provincias de Zamora y Salamanca) y Portugal (el distrito de Bragança). Hay quien dice que esta localidad solo da para pasar un día. Nosotros nos resistimos a esa idea y creemos que tiene interés para disfrutar de ella durante todo un fin de semana. Si prestas atención a todo lo que te vamos a contar te darás cuenta de que igual hasta dos días se te quedan cortos.

que ver en miranda do douro

El pequeño acueducto de Miranda do Douro es uno de los monumentos menos conocidos de la ciudad, por encontrarse a las afueras de la misma.

La visita a la ciudad, además, se puede complementar con el descubrimiento de la región en la que ésta se incluye, la mítica Tierra de Miranda, un territorio lleno de cultura y tradiciones, que también se conoce como el planalto mirandês, aunque éste es un término más bien geográfico.

MIRANDA DO DOURO ES… NATURALEZA

Así es, Miranda se encuentra en un espacio protegido (el Parque Natural do Douro Internacional) y a escasos metros de otro (el Parque Natural de Arribes del Duero), que en realidad deberían ser uno solo, pero las divisiones administrativas, en este caso la frontera entre dos estados distintos, tienen estas cosas. Cada orilla del Duero pertenece a un país, así que el número de espacios naturales que tienen que ver con el río se multiplica automáticamente por dos.

El cañón que forma el Duero es sencillamente impresionante. Al inicio considerábamos de manera conjunta los valores naturales de este territorio y su interés paisajístico. Ello se debe a que esta zona es estupenda para disfrutar del paisaje. De hecho, varios de los restaurantes de Miranda do Douro tienen vistas al Duero. Imaginaos lo que supone degustar una posta mirandesa visualizando semejante estampa… Bueno, vamos a dejar este asunto para cuando hablemos de gastronomía.

Lo cierto es que ya hemos perdido la cuenta de los miradores con los que cuenta este espacio natural, tanto del lado de España como del de Portugal. Es curioso, porque mirador en portugués se dice miradouro, palabra que parece ser una contracción de Miranda y Douro. Bromas aparte, aquí tienes algunos de los miradores que puedes encontrar en los alrededores de Miranda do Douro (siempre del lado portugués). Nosotros te recomendamos especialmente uno, el de la Fraga do Puio, en la localidad de Picote, porque al encanto del mirador se suma la posibilidad de visitar el pequeño e inmediato Ecomuseu de la Tierra de Miranda, su famoso verraco (escultura vetona), y además resulta que el mirador tiene un grabado rupestre que refleja la figura de un arquero. En definitiva, que la visita a este mirador tiene chicha.

miranda do douro mirador

Vistas del Duero desde el mirador de Picote.

Al margen del paisaje, esta es una zona ideal para la observación de aves. Puedes hacerlo por tu cuenta, si eres aficionado al birdwatching, aunque desde Naturaliste también puedes reservar esta actividad.

Pero lo que es ya un clásico en la visita a Miranda es la realización de su crucero ambiental, un pequeño y relajado paseo en barco por las aguas embalsadas del Duero en el que nos hablarán de las especies más significativas de este espacio protegido, especialmente las rapaces que anidan en sus roquedos (buitres, águila real, alimoche, etc.) o la cigüeña negra. Puedes reservarlo aquí.

miranda do douro turismo

 

MIRANDA DO DOURO ES… GASTRONOMÍA

Portugal nunca defrauda en lo gastronómico y Miranda no podía ser una excepción a esta regla. De hecho, si hay un sitio donde es fácil comer bien y barato, ese es Miranda do Douro. Además la oferta hostelera es amplia y variada. Hay muchos sitios buenos donde comer en Miranda do Douro. También son variadas las especialidades que nos ofrecerán: bacalao (como siempre, preparado de mil formas diferentes), alheira, carnes a la brasa (cordero, churrasco, posta mirandesa, etc.).

donde comer en miranda do Douro

Bacalao desmigado, una de las especialidades de Miranda do Douro, en este caso el del restaurante O Mirandés.

Los aficionados al buen comer están de suerte porque, además de disfrutar de la gastronomía en la mesa de un restaurante, también es posible adquirir alimentos tradicionales de la región en sus comercios. A destacar los quesos, los embutidos, el aceite de oliva, la miel, etc. Como hay muchos restaurantes en Miranda do Douro y la mayoría de ellos son buenos, bonitos y baratos, no nos atrevemos a recomendarte uno en particular, simplemente te aconsejamos que no os presentéis muy tarde a comer, especialmente si se trata de días de mucha afluencia de gente, pues en ese caso probablemente os tocará esperar un buen rato para poder acceder a una mesa.

Además, a lo largo del año se celebran en la localidad distintas ferias y jornadas relacionadas con la gastronomía (en las que también tiene presencia la cultura local, la artesanía, etc.), eventos que suelen celebrarse durante el fin de semana. Es el caso de la Semana Gastronómica, el Festival “Sabores Mirandeses”, la Feria de la “Bola Doce” (bollo dulce, diríamos en castellano), etc. Es muy recomendable hacer coincidir la visita a Miranda con la celebración de alguna de estas ferias. Puedes estar al corriente de las fechas en las que tienen lugar en nuestra agenda.

sabores mirandeses miranda do douro 2019

Sabores Mirandeses, feria en Miranda do Douro.

MIRANDA DO DOURO ES… CULTURA

Ya decíamos al principio que Miranda do Douro y su comarca es una tierra rica en tradiciones. De hecho, la población local siente un fuerte orgullo de pertenecer a un territorio con esa riqueza. Diferentes manifestaciones populares tradicionales mantienen su pujanza y atraen el interés no solo de los especialistas (antropólogos, etnógrafos, etc.), sino de cualquier turista con inquietud por conocer mejor el lugar que visita.

miranda do douro gaita

En la Tierra de Miranda la “gaita de fole” suele ir acompañada por el bombo y la caja.

La gaita de fole (o gaita de foles), la danza de los pauliteiros y la capa de honras o capa mirandesa, son algunos de los elementos más representativos de la cultura mirandesa. Pero entre todos destaca uno: la lhéngua mirandesa o mirandés, su particular lengua, hablada tradicionalmente en las aldeas próximas a Miranda aunque, curiosamente, no aquí, en la capital. Ello no impide que muchos de los rótulos, incluidas las descripciones de los principales monumentos, estén escritos también en esta lengua, emparentada con otras de España, pues pertenece al grupo asturleonés. Pese a todo, su reconocimiento oficial por parte del estado portugués es bastante reciente, pues data del año 1999.

mirandes lingua mirandesa

Panel explicativo escrito en mirandés y en portugués.

Si tienes interés en saber un poco más sobre la cultura tradicional de esta tierra, es muy recomendable la visita al Museu da Terra de Miranda, que se sitúa en el mismo centro de la localidad y ofrece una completa colección de objetos locales: vestuario, telares, instrumentos, muebles de época, máscaras, etc.

miranda do douro portugal

Museu da Terra de Miranda

Miranda también destaca por sus monumentos. De especial interés son sus murallas y castillo, y por otro lado su catedral. Sí, amigos, pese al pequeño tamaño de esta ciudad, tiene su propia catedral, y es que Miranda do Douro fue durante dos siglos sede episcopal, aunque en el siglo XVIII se trasladó a Bragança. En la actualidad, para que nadie se enfade, la diócesis se denomina de Bragança-Miranda. La catedral (, en portugués), de estilo manierista, suele estar abierta y la entrada, además de recomendable, es libre.

catedral de mirada do douro sé

La pequeña catedral de Miranda do Douro.

En su interior, dentro de una vitrina iluminada, se custodia una pequeña y curiosísima imagen, la del Menino Jesús da Cartolinha. A su alrededor vemos  diversos atuendos que hacen de esta escena algo realmente llamativo. La imagen dice la leyenda que se talló en madera tras aparecerse un niño de esta guisa a los soldados portugueses mientras combatían contra las tropas españolas. El ánimo que les infundió permitió que lograran finalmente la victoria, y en su recuerdo tenemos esta imagen. También es destacable el retablo mayor de la catedral, del siglo XVIII, obra del español Gregorio Fernández.

menino jesus da cartolinha

Menino Jesús da Cartolinha.

En los alrededores de la catedral encontramos las ruinas de lo que fue el Palacio Episcopal de Miranda do Douro, hoy incorporado a la ciudad como un espacio público perfectamente acondicionado que nos permite disfrutar de un agradable paseo por lo que fue su claustro y el resto de instalaciones del antiguo palacio.

Respecto a las murallas y el castillo de Miranda do Douro hay que decir que las primeras se encuentran en mucho mejor estado de conservación que el segundo, a pesar de lo cual el castillo bien merece una vista igualmente. Pese a su indudable interés, el recinto amurallado pasa muchas veces bastante desapercibido para los visitantes, pues en gran parte de su perímetro sigue delimitando el núcleo urbano de la ciudad (igual que lo hacía en la Edad Media), con lo cual no se callejea entre las murallas, como sucede en las ciudades que en los últimos tiempos han experimentado un crecimiento mucho mayor.

Muralla Miranda do Douro

Puerta de Nossa Senhora do Amparo (en mirandés Nuessa Senhora de l Amparo)

Recomendamos también la visita a un par de iglesias, la de la Santa Cruz (barroca, del siglo XVI) y la de la Misericordia, de estilo manierista.

Finalmente queremos recomendaros la visita a la Casa de Cultura (ubicada en la antigua alfândega, o sea, aduana, de la ciudad), donde siempre hay alguna exposición interesante, muchas veces de autores locales, así como a una curiosa vivienda de época medieval situada en la calle Costanilha (muy cerca de la catedral). Esta casa tiene dos particularidades: la primera son las cuatro ventanas en esquina del edificio y la segunda es una representación erótica en una de las dos ménsulas que tiene en su fachada, y es que dicen que antiguamente fue una “casa de citas”. Curioso.

casa cachorros eróticos miranda

Ménsula “con el culo al aire”.

MIRANDA DO DOURO ES… COMPRAS

Aunque lo hemos dejado para el final, no por ello este recurso turístico es el menos importante. Todavía hoy mucha gente acude a Miranda, sobre todo, para comprar en sus tiendas. Es verdad que ya no existe la diferencia de precios entre España y Portugal de antaño y que ahora podemos adquirir casi cualquier producto sin salir de casa, pero Miranda do Douro sigue siendo la capital de las compras, además con los productos de siempre, sobre todo ropa (pijamas, calcetines, etc.), toallas, sábanas, albornoces, etc. Pero también otras cosas, como navajas, herramientas, café, cacahuetes…

miranda do douro tiendas

Zona comercial de Miranda do Douro.

En el caso de Miranda do Douro la mayor parte de las tiendas (lojas, en portugués) se encuentran en la parte moderna de la ciudad, donde también hay varios restaurantes. Si entramos desde España, las encontramos a mano derecha, mientras que a la izquierda queda la parte histórica, donde también hay algunas tiendas más especializadas. Una zona y otra se encuentran prácticamente contiguas, así que es recomendable aparcar nuestro coche nada más llegar y movernos a pie por las calles de Miranda do Douro. Que nadie tema no entender el portugués al ser atendido en cualquier tienda de la localidad, pues en Miranda do Douro hablan tan bien el español como en cualquier parte de España.

miranda do douro comprar lojas

Herramientas y aperos a la venta en Miranda do Douro

 

QUÉ VER EN MIRANDA DO DOURO Y ALREDEDORES

Ya recomendamos, al hablar de la ciudad, la visita a la localidad de Picote (a 17 km de Miranda), especialmente su pequeño museo y el mirador al río Duero. Otro mirador que no puedes dejar de conocer son el de Paradela (a 11 km de Miranda, se trata de la localidad más oriental de todo Portugal), que además de los Arribes del Duero permite ver la presa de Castro de Alcañices y su impresionante poblado, hoy deshabitado.

miranda de duero

Vistas de la presa y poblado de Castro de Alcañices desde el mirador de Paradela

Entre Miranda do Douro y Paradela encontramos la localidad de Aldeia Nova, donde se encuentra el Castro de San João das Arribas, un antiguo asentamiento cuyo origen se remonta a la época de los astures y en el que encontramos, además de la ermita de San Juan (São João), otro excelente mirador.

También merece la pena visitar el centro del burro mirandés, situado localidad de Atenor (a 27 km de Miranda). En este espacio, gestionado  por la asociación AEPGA, trata de conservar la raza autóctona de burro mirandés, para lo cual, entre otras cosas, organiza visitas al centro y promueve el apadrinamiento de estos animales, que han perdido su antigua utilidad. También podemos ver estos animales en el PINTA de Vimioso.

Esperamos haberte ofrecido la información suficiente para planificar tu viaje a Miranda do Douro y su comarca. Nosotros creemos que es un destino muy recomendable y que merece la pena visitarlo, así que ya sabes: ¡Miranda te espera! Una vez hayas estado, también puedes contarnos tu experiencia: ¿qué te ha parecido?

 

Alojamientos recomendados en Miranda do Douro:

 

Visita al Centro del Lobo Ibérico

,

El Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León, situado en la localidad de Robledo (en la comarca de Sanabria, provincia de Zamora) es un centro de interpretación de reciente construcción dedicado a esta especie emblemática. Sus dimensiones son desde luego mucho mayores que las de otros centros de este tipo y su equipamiento didáctico también es bastante completo. Pero el mayor atractivo del centro radica tal vez en que ofrece la posibilidad de ver con gran facilidad los lobos que habitan en el recinto. Desde principios de 2018 el centro ha cambiado su denominación: ahora se llama Centro del Lobo Ibérico Félix Rodríguez de la Fuente.

El Centro del Lobo Ibérico permite realizar una visita libre o guiada, aunque desde Naturaliste ofrecemos, además, una visita guiada un poco más completa que la estándar, pudiendo complementarla con actividades relacionadas con el animal tanto dentro como fuera de este espacio interpretativo.

Para los que no hayáis visita aún el centro, vamos a daros unas pinceladas que os permitirán haceros una idea de lo que os vais a encontrar en Robledo.

centro del lobo iberico

Carlos Sanz dando de comer a uno de los lobos del centro, durante una de las sesiones de manejo.

Lo cierto es que el Centro del Lobo Ibérico siempre ha estado envuelto en polémica. Ya incluso antes de su creación. Allá por 2013, años después del inicio de las obras, que se paralizaron (o ralentizaron) por largo tiempo, casi nadie daba un duro por verlo abierto. Y ello a pesar de la enorme inversión que el proyecto había supuesto (dicen que, en total, se han invertido más de 5 millones y medio de euros en el centro). Pero finalmente abrió sus puertas en octubre de 2015 para júbilo de muchos y por desgracia para otros.

Lo cierto es que la Reserva de la Sierra de la Culebra necesitaba como el comer un centro de recepción de visitantes. El Centro del Lobo Ibérico no lo es exactamente, aunque hace las veces de ello. No lo es porque la temática en la que se centra no es el espacio en sí (la sierra) sino su especie más emblemática (el lobo). Y tampoco lo es por el lugar en el que se encuentra. Un centro de Interpretación de la Sierra de la Culebra debería de ocupar una posición más central en el espacio. Una población como Villardeciervos sería, tal vez, el lugar más indicado para un centro así; pero no lo hay, de momento solo tenemos este centro dedicado al lobo, seguramente un reclamo más fuerte que la propia sierra.

visita al centro del lobo iberico

Entrada al Centro del Lobo.

El Centro del Lobo Ibérico se ha criticado (y se sigue criticando) por dar una imagen del animal que no se corresponde con la realidad (lobos que acuden a la presencia de una persona que les da de comer y que se muestran dóciles e incluso cariñosos con sus cuidadores) y también por mantener a estos animales “encerrados” en un espacio relativamente pequeño. Hubo incluso quien dijo que las empresas que se dedican a observar al lobo en libertad tenían sus horas contadas con la apertura del Centro del Lobo. Está claro que se equivocaba.

centro del lobo

Dos visitantes observando algunos de los paneles con los que se ha equipado al centro.

Más de dos años después de su apertura toca hacer balance. En primer lugar hay que tener presente que hasta el año 2015 era complicado ver un lobo, al menos para el “gran público”, pues las actividades de observación de lobo en libertad requieren de un pequeño esfuerzo (madrugar, muchas veces aguantar el frío a pie quieto) y normalmente de insistencia (en ocasiones hay que hacer varias esperas para poder verlo). Esto, cuando el azar quería, generaba una cierta frustración en algunos turistas pero, sobre todo, había una gran masa, no especialmente interesada en el lobo, que ni lo intentaba. Hoy, sin embargo, con la apertura del centro, no solo todo el mundo consigue ver e incluso fotografiar a un animal mítico como es el lobo ibérico, sino que multitud de gente que nunca hubiera tratado de verlo en libertad ahora se lleva un muy buen sabor de boca con la visita al centro. Esto lo podemos decir con conocimiento de causa, pues con Naturaliste han sido multitud de grupos los que han descubierto este animal, su biología y toda una cultura ancestral ligada a él, a través de la visita al centro. Y además las actividades de observación de lobos en libertad siguen realizándose, de hecho cada vez más visitantes las demandan.

centro del lobo zamora

Tres de los ejemplares de lobo que se pueden ver en el centro.

Por tanto, las sensaciones y comentarios tras la visita al centro hablan por sí solas. Este espacio interpretativo consigue despertar en los visitantes la curiosidad por el mundo del lobo. El equipamiento que posee, que hace especial hincapié en la relación entre el lobo y el hombre en la Sierra de la Culebra (tan interesante o más que la biología del animal, de la que también se habla bastante), se complementa a la perfección con la posibilidad de ver los lobos desde los observatorios. De especial interés son las sesiones de manejo que realiza para los visitantes Carlos Sanz, persona que no solo sabe y cuenta, sino que además transmite, y le hace a uno salir de allí sabiendo bastantes más cosas del lobo de las que conocía antes de entrar.

centro del lobo robledo sanabria

Entorno en el que se encuentra en centro y pasarela por la que se accede a él.

Además, el trato dado a los animales es excelente. En el propio centro nos advierten de que donde mejor están es precisamente allí dentro, pues la mayoría de esos ejemplares se han criado en cautividad, por lo que en libertad no podrían valerse por sí mismos y con seguridad durarían bien poco. Aún así, en mayo de 2016 hubo un intento de liberación que terminó mal, bastante mal, como se puede comprobar en la hemeroteca.

Finalmente nos gustaría que nos contases tu opinión y experiencia con respecto al centro. ¿Qué te ha parecido? ¿Te ha gustado?

Alojamientos recomendados cercanos al Centro del Lobo:

Rosquillas de Ledesma: un dulce tradicional

Continuamos con nuestra descripción de algunos de los alimentos más típicos y representativos de la gastronomía de este territorio de frontera. Creemos en los productos de nuestra tierra y los damos a conocer pero es que ¡en verdad están muy ricos! Hoy hablamos de una joya de nuestra repostería: las famosas rosquillas de Ledesma,también llamadas rosquillas ledesminas, pues ledesmino es el gentilicio de esta localidad.

Aunque las rosquillas de Ledesma pueden adquirirse en diferentes lugares (sobre todo en las provincias de Zamora y Salamanca, pero también en ferias agroalimentarias de otros territorios), nosotros recomendamos aprovechar la ocasión para visitar Ledesma, cuna de este producto gastronómico y localidad monumental, de gran interés turístico, situada en la provincia de Salamanca pero casi inmediata a la comarca zamorana de Sayago. Se encuentra también muy próxima al Parque Natural Arribes del Duero.

rosquillas de ledesma

Rosquillas de Ledesma, procedentes todas del mismo elaborador

En la propia Ledesma se realiza todos los años una feria de artesanía y alimentación, que es la excusa perfecta para conocer el pueblo y sus deliciosas rosquillas. Del éxito que tiene este producto da buena cuenta el hecho de que hay unas cuantas empresas locales que se dedican a su elaboración y venta (algunas con más de siglo y medio de antigüedad). Nosotros hemos probado el producto de varias de ellas y todas mantienen el nivel, así que no nos decantamos por ninguna.

Estas rosquillas tienen un sabor especial; como siempre, es mejor probarlas que intentar comprender cómo saben leyendo un escrito. Su secreto está en la elaboración artesanal y en la tradición. Son bastante dulces, pero no empalagosas; crujientes y compactas, pero no duras; sabrosas, pero no tienen un sabor muy fuerte. Y son tan pequeñitas que es muy fácil aumentar o disminuir la ración: puedes comer tres rosquillas o cuarenta. También duran mucho tiempo: desde luego no son un producto perecedero (entre otras cosas, porque es común que te termines la bolsita de un tirón).

Precisamente por hacerse de forma artesanal, no hay dos rosquillas de Ledesma iguales: unas son más grandes y otras más pequeñas, las hay más y menos tostadas, etc. Respecto a sus ingredientes, simplemente se hacen con huevo, leche, manteca de cerdo, harina de trigo y azúcar.

Rosquillas ledesminas

Confirmado, cada una es de su padre y de su madre

Las rosquillas de Ledesma se comercializan casi siempre en bolsa de plástico transparente. De hecho, una de las carencias que observamos es que su presentación no siempre está todo lo cuidada que debería. No es que esto afecte al producto final, pero pensamos que estas rosquillas mejorarían sus ventas si su imagen fuera más atractiva para el cliente.

Acerca de su origen la verdad es que poco se sabe, a diferencia de las alheiras, de las que escribimos recientemente.

Dinos: ¿Qué te parecen estas rosquillas?

Rutas en kayak

¿Qué es la “alheira”?

La alheira es un embutido típicamente portugués. En concreto es tradicional en Tras os Montes, esa región que tenemos aquí al lado, donde (en algunas localidades) también se denomina tabafeia. Precisamente el tema de su nombre (bien sea alheira o tabafeia) es el que hace que muchos españoles no lo prueben cuando la ven en las cartas de los restaurantes, al desconocer de qué plato se trata: craso error. Eso sí, no es la típica salchicha, es un embutido ahumado y tiene mucha más “historia”, como vas a comprobar.

alheiraLa más afamada de todas es la llamada alheira de Mirandela (que dispone de su propia IGP), aunque podemos encontrar alheiras de calidad en diferentes lugares (Mirandela es una pequeña ciudad, digna de visitar, perteneciente al distrito de Bragança). Tanto si se compra en un mercado para hacer en casa como si se pide en un restaurante, no se trata de un plato caro, al contrario, suele tener una buena relación calidad-precio.

¿Qué ingredientes tiene?

Los ingredientes más habituales son pan, ajo, pimentón, sal y carne picada (aunque en ocasiones encontramos “tropezones” de cierta entidad dentro de la alheira, pues el picado nunca es muy fino, lo cual genera una textura compleja y especial). El resultado final es que su interior está constituido por una pasta fina que integra los trozos de carne. El tipo de carne que se utiliza no es siempre el mismo; tal vez lo más típico es emplear carne de pollo (o de otras aves, como por ejemplo pavo) a veces mezclada con carne cerdo, que hace que la alheira resulte más jugosa, pero también la podemos encontrar elaborada con carne de ternera.

En algunas ocasiones incluso encontramos a la venta la llamada alheira de caça. Ésta, como su propio nombre indica, suele incluir carne de caza: jabalí, perdiz, etc. Pero también está muy de moda la alheira de porco bísaro, raza autóctona de cerdo de la zona de Tras os Montes

En alguna ocasión hemos probado alheiras vegetarianas, e incluso con cogumelos (setas), pero no es lo más tradicional.

¿Cómo se consume?

Es un embutido que debe asarsefreírse previamente, como la chistorra. En ocasiones se hace a la plancha. Si lo has comprado en una feria, no vayas a comerlo crudo, que no es un salchichón. Nosotros recomendamos probarlo en cualquier restaurante primero, antes de adquirirlo para llevar, pues así nunca tendremos dudas de si nos ha quedado bien hecho (aunque tampoco es que freírlas tenga mucha ciencia) y además sucede que a muchos españoles es un plato que no les termina de convencer, ¡aunque a nosotros nos encanta!

alheira de mirandela

Si la vamos a freír en casa, es recomendable darle antes un corte o unos pequeños pinchazos, por ejemplo con un tenedor. Normalmente la piel tiende a retirarse sola. Y cuando ya esté hecha conviene quitarle algo de aceite colocándola sobre papel de cocina, pues suele absorber bastante cantidad.

En los restaurantes es muy frecuente que se presente acompañada de arroz blanco (tan típico de la gastronomía portuguesa) y un huevo frito, aunque a veces se sirve sola o con verduras.alheira portugal

¿Cuál es el origen de la alheira?

No todos los platos tienen detrás una historia tan interesante como éste, desde luego. Según la tradición, la alheira era consumida por los judíos que no fueron expulsados de Portugal, haciéndose pasar por cristianos conversos (los llamados cristianos nuevos). Estas comunidades mantenían obviamente la prohibición de comer carne de cerdo, pero para no ser descubiertos debían aparentar consumirla en embutido, que realmente hacían con carne de ave.

alheira de caça

Respecto a la denominación más extendida de este embutido, alheira, se debe a uno de sus principales ingredientes, el ajo (alho, en portugués). En una traducción literal al castellano, el plato se denominaría *ajera, pero nadie lo ha traducido, lo cual nos parece un acierto. Simplemente tienes que tener presente, para pronunciar debidamente esta palabra, que lh en portugués equivale a ll en castellano. La aclaración viene porque muchos españoles, al leerlo en las cartas de los restaurante portugueses, pronuncian erróneamente “aleira”, cuando debe decirse “alleira”.

Solo nos queda preguntarte: ¿la has probado? ¿Te ha gustado?